yo

mi espiritu de poeta crece con tus palabras,cuando me leas ,deja tu huella

jueves, 25 de octubre de 2012

Un café...



Mi café humeante
dibuja tus recuerdos,
desvaneciéndose en el aire
pero dejando el aroma
de tu presencia infinita;
La ausencia
evoca al eco
de tus latidos...en mi pecho,
mis labios
surcan memorias táctiles
tornando tus besos pasados
en un presente pasional,
y tus caricias...tus caricias
...en mi piel,
aquella que se mudó
al silencio...en soledad...

3 comentarios:

  1. El aroma envuelve todo el poema. Impresionante.

    ResponderEliminar
  2. Escrito excelente. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. gracias navarro,bienvenido a mi morada,escribes también?si fuese así me gustaría leerlo,gracias,un abrazo

    ResponderEliminar